El Blog del López de Ayala

‘Al final de la carretera’, una comedia para reír con un punto de reflexión

| Publicado en Noticias

AL FINA DE LA CARRETERA 9

¿Qué hacer cuando descubres que la vida que llevas no es la que querías ni la que habías soñado? ¿Huir y romper con todo o resignarte? De esto sabe algo el actor Manu Baqueiro (Marcelino de ‘Amar en tiempos revueltos’ y ‘Amar es para siempre’), que da vida a Rafa, el protagonista de la obra ‘Al final de la carretera’ que llegará al teatro López de Ayala el miércoles 24 de junio a las 21.30 horas.

Rafa se ve así mismo el día que cumple 40 años con una vida “perfecta”, una mujer guapa, un trabajo bien remunerado, un chalet adosado con jardín y un hijo, pero sufre una crisis cuando se plantea si esa era la vida que él había querido llevar. Ese día una confluencia de circunstancias, la visita de los vecinos a cenar, las llamadas insistentes de sus padres, el destrozo de los gnomos del jardín, el alcohol y las canciones de Bisbal provocarán un cóctel explosivo.

Esta obra es una versión del texto de Willy Russell que ha realizado Juan Carlos Rubio y que dirige Gabriel Olivares. Representa la huida hacia delante de su protagonista, a través de una trama que se desarrolla en una sola noche en el patio trasero de su casa. “Es una comedia absolutamente divertida en la que se van sucediendo situaciones con las que el público se lo pasa fenomenal”, explica Manu Baqueiro, que comparte escena con Marina San José (‘Amar en tiempos revueltos’), Raúl Peña (‘Los misterios de Laura’) y la actriz Ángeles Martín, que se acaba de incorporar en sustitución a Melani Olivares y se estrenará en esta obra el día 24 en Badajoz. Esta actriz, conocida por papeles en televisión como La Chali de ‘Yo soy Bea’, tiene un gran recorrido en el teatro, en el que está volcada desde hace años.

‘Al final de la carretera’ es una comedia para reír pero también para reflexionar, “tiene cierta profundidad, va más allá de la broma fácil y de los chascarrillos porque hace pensar en el papel que uno tiene en un mundo de apariencias, en el que todos quieren ser más y en el que prevalece el qué dirán”, señala su protagonista.

Además, la crisis de identidad es un tema universal que afecta a todos y a cualquier edad, por eso Manu Baqueiro asegura que esta obra “no es para un público concreto, la gente se va a sentir identificada tenga la edad que tenga”.

Esta obra se estrenó en julio del pasado año en Huelva y allí donde se ha representado el público no ha parado de reír. Ahora se estrena con Ángeles Martín, “que también es muy divertida y está brillante en los ensayos”, según Manu Baqueiro, quien afirma que el público va a disfrutar mucho con ella.

Marce el de El Asturiano y el ansiado papel de malo    

Manu Baqueiro lleva todo el año alternando su trabajo en la conocida serie de televisión ‘Amar es para siempre’, que ha parado ahora hasta agosto por vacaciones, con esta obra de teatro, que también descansará de la gira en el mes de julio, por lo que espera impaciente poder disfrutar de unas vacaciones y de un descanso.

El actor madrileño con ascendencia gallega reconoce que vive un buen momento profesional, que intenta aprovechar porque es consciente de que esta profesión “es muy inconstante, esto sube y baja, y hay que tenerlo claro para que cuando lleguen las vacas flacas esté uno preparado para ese momento”.

Después de diez años en la misma serie de televisión, su personaje Marce, el del bar El Asturiano, le persigue allá a dónde va, algo que dice tiene asumido, “yo sé que me van a reconocer toda la vida por ello, pero no me importa”. Marce, junto a Manolita, interpretada por Itziar Miranda, y Pelayo, al que da vida el actor José Antonio Sayagués, se ha convertido en uno de los personajes más longevos de la televisión.

Acostumbrado a personajes cómicos y bonachones, como es el caso de Marce, Manu Baqueiro admite que le gustaría hacer un personaje dramático, “me encantaría hacer de malo, tengo muchas ganas de hacer de malo, son papeles que te permiten jugar más, son más divertidos”.