El Blog del López de Ayala

El López de Ayala, un aula muy especial para los escolares

| Publicado en Noticias

NOVELAS1

Abandonar una mañana el colegio o el instituto para continuar la actividad en el teatro es algo más que una aventura para miles de niños y adolescentes. En este lugar mágico toman forma aquellos personajes conocidos de los libros que siempre les han acompañado, desde la ingenua Caperucita al pícaro Lazarillo de Tormes. El López de Ayala es uno de los teatros españoles que a lo largo del año se convierte en un aula especial para los escolares. Aquí las lecciones de historia, literatura, arte, inglés o francés las imparten actores de diferentes compañías que con sus espectáculos recorren toda la geografía española transmitiendo emociones, valores y conocimientos.

Sólo durante este mes de noviembre pasarán por el López de Ayala unos 3.000 alumnos de diferentes centros de enseñanza de Badajoz, que podrán disfrutar de tres obras de teatro para escolares. La primera, organizada por Transeduca, es ‘Caperucita Roja’, un espectáculo dirigido a alumnos de Infantil y primer ciclo de Primaria que combina títeres y teatro y que se representará el lunes 16 de noviembre. Se trata de una nueva versión de este clásico cuento con un lobo fanfarrón que provoca más risas que miedo y una Caperucita pizpireta que potencia el respeto por la Naturaleza y el amor a la familia.

La otra obra para escolares que trae Recursos Educativos, ‘Keep Calm’, está representada en inglés y está indicada para alumnos de tercer ciclo de Primaria y primer ciclo de la ESO. Esta comedia loca, que llegará al López de Ayala el martes 24 de noviembre, es muy visual y está llena de situaciones divertidas y reconocibles por los adolescentes.

El miércoles 25, Factoría de Teatro pondrá en escena dos de las ‘Novelas Ejemplares’ de Miguel de Cervantes, concretamente ‘La española inglesa’ y ‘Las dos doncellas’, dos obras que recogen las intrigas, los malentendidos, los romances y el retrato de esa época. Una versión de Diana Luque, dirigida por Gonzala Martín Scherman, que propone un viaje por el imaginario cervantino. La selección de estas dos obras responde a un particular interés por reconsiderar la visión de la mujer en el Barroco español. Una obra que trae a Badajoz Regenta Teatro.

El pasado año unos 15.000 alumnos de Infantil y Secundaria de Badajoz y algunas localidades del entorno asistieron junto con sus profesores a los 18 espectáculos de teatro para escolares que se programaron en distintos meses en el López de Ayala, de los que representaron 28 funciones. Una oferta que para el teatro supone, según su director, Miguel Murillo, “la apertura y la difusión del teatro entre el público más joven, creando así un semillero de nuevos espectadores formados”.

En esta actividad complementaria los docentes son también protagonistas. La oferta para escolares se diseña por parte de productoras y distribuidoras con las compañías de teatro de acuerdo con las preferencias y los objetivos marcados por los profesionales de la enseñanza y siguiendo criterios pedagógicos. “En Infantil se suele tirar más de los cuentos clásicos, calan más en los niños, el profesor puede compartir más con el alumno y el niño al conocerlo se siente más motivado. El problema de esos cuentos es que muchos están cargados de contravalores y tenemos que hacer nuevas versiones cuestionándolos o cambiándolos”, explica Eleva Valero, responsable de Producción de Recursos Educativos, una empresa que lleva más de 20 años trabajando para llevar el teatro a niños y adolescentes, con más de un centenar de espectáculos que ven más de 360.000 alumnos-espectadores cada año.

Hay vida más allá de los videojuegos  

Atraer la atención de unos niños y adolescentes absorbidos por el teléfono móvil y los videojuegos no es tarea fácil ni para docentes ni para compañías de teatro. Sin embargo, Elena Valero cree que “el espectáculo en directo tiene una fuerza que no se puede comparar con otra cosa, ni tampoco las emociones que transmite,” y mantiene que el teatro resistirá a todos los envites de la era digital, “lleva 2.000 años en crisis y seguirá así, pero siempre existirá. El teatro es una forma primaria de expresión”.

El momento de la verdad llega cuando se realiza el preestreno de las obras, antes de ponerlas en circulación. “En ese momento hacemos con ellos un debate y nos dicen lo que les ha gustado y lo que no, también los profesores. Es un público muy exigente, los niños son muy sinceros, si no les gusta lo que ven desconectan y se ponen a hablar. Cuando los espectáculos están bien hechos captan bien la atención y saben agradecerlo”, señala Ainhoa Muguruza, Responsable de Comunicación de Transeduca, empresa que trabaja con 14 compañías en montar obras de teatro para escolares. Estas exigencias dan como resultado obras de calidad.

Algunas de las que se ofertan no están realizadas en exclusiva para niños o adolescentes, como es el caso de las ‘Novelas Ejemplares’, de Miguel de Cervantes, que trae al López de Ayala Factoría Teatro, una compañía de repertorio de teatro clásico que suele representar sus obras en festivales como el de Almagro y cuenta con un equipo técnico y artístico con una dilatada y premiada trayectoria, como es el caso del responsable de la escenografía, Arturo Martín Burgos, Premio Max 2015 al Mejor Diseño de Espacio Escénico por ‘El triángulo azul’.

Todos son conscientes de que la importancia de este trabajo, porque, en definitiva, “de lo que se está hablando es del público y los espectadores del futuro”, según Anastasia Martínez, gerente de Regenta Teatro, que desde hace dos décadas acerca el teatro a alumnos de Enseñanza Secundaria. Sin embargo, desde Transeduca prefieren referirse a estos escolares como el “el público del presente, al que ya estamos educando para hacerlos críticos y exigentes con la Cultura que se les ofrece”.