Historia

El Teatro López de Ayala se inauguró el 30 de octubre de 1886 y debe su nombre al dramaturgo y político extremeño del siglo XIX, Adelardo López de Ayala.

La vida cultural de la ciudad se anima de forma importante con la actividad que ofrece este coliseo por la que han pasado una larga nómina de personalidades de la cultura española a lo largo de su historia como Margarita Xirgú, María Guerrero, la asistencia del dramaturgo Jacinto Benavente y la continúa presencia de todo tipo de compañías líricas y teatrales de España.

Fue la primera sala de exhibición cinematográfica en la ciudad, alternando la programación musical y dramática con la del cine, hasta principios de los años treinta.

Después de superar un incendio en plena Guerra Civil, y tras su reconstrucción en 1940, en el que se incluyó una terraza de verano en la parte alta del edificio, se vuelve a cerrar en 1983, tras 43 años de actividad ininterrumpida.

El López de Ayala fue rehabilitado durante diez años y volvió a inaugurarse en mayo de 1993.

Desde entonces, han pasado por su escenario artistas de la talla de Joan Manuel Serrat, Raphael, Tete Montoliú, Francisco Rabal, Juan Luis Galiardo, Concha Velasco, María Dolores Pradera, Chavela Vargas, los cubanos Bebo y Chucho Valdés, los portugueses Madredeus o Dulce Pontes. En las últimas temporadas el musical Cabaret batió todos los récords en cuanto a asistencia de público y recaudación en una larga lista de éxitos tales como Chicago, Hoy no me puedo levantar, Mamma mía…

Se han celebrado en los últimos 22 años, de forma continuada, el Festival Internacional de Teatro y Danza Contemporáneos de Badajoz; Festival Ibérico de Música; el Festival Ibérico de Cine, entre multitud de actividades hasta completar aproximadamente 200 espectáculos y 100.000 espectadores de media anuales.

separator

LA HISTORIA EN IMÁGENES