El Blog del López de Ayala

Karlik Danza-Teatro invita a los más pequeños a un viaje a través de los sabores en ‘El chef Chop Chop y el tik tak de Fidelia’

| Publicado en Noticias

CHEF CHOP 10

Un friegaplatos manazas y patoso y una muñeca sensible y temerosa con un corazón delicado son los personajes del nuevo espectáculo de la compañía extremeña Karlik Danza-Teatro, ‘El chef Chop Chop y el tik tak de Fidelia’, que podrán disfrutar los más pequeños. Este espectáculo, dirigido al público familiar, se realizará el día 29 de abril de 2016, a las siete de la tarde, en el teatro López de Ayala que se conmemora el Día Mundial de la Danza.

Karlik Danza-Teatro en esta nueva apuesta escénica  fusiona teatro, danza, música, videocreación e ilustraciones para ofrecer a los más pequeños un viaje a distintos universos a través de los sabores y las emociones, “y con la ayuda del humor, la paciencia, la belleza y las imperfecciones”, según explica Cristina D. Silveira, la directora y responsable de la dramaturgia de esta compañía con más de dos décadas de trayectoria y 25 espectáculos producidos y representados en 32 países.

Esta obra es la “pequeña joyita” de Karlik, no sólo porque es la que menos integrantes tiene, sólo dos actores, Javier Herrera y Cristina Pérez, y apenas texto, sino porque se ha puesto “mucho cuidado y un gran mimo en ella, y por la cantidad de elementos que se han empleado, por lo que ha sido muy bien acogida por los niños, que disfrutan de ella muy atentos y con los ojos bien abiertos”.

‘El chef Chop Chop y el tik tak de Fidelia’ cuenta las peripecias de un personaje cuya ilusión es llegar a ser un gran chef, aunque trabaja en la cocina como friegaplatos y es un poco manazas y patoso, siendo ésta la causa de su despido. A través de una puerta consigue llegar, al igual que Alicia en El País de las Maravillas, a la cocina de sus sueños y hacer lo que él desea. En este mundo conoce a Fidelia, una muñequita hecha de pasta con un corazón sensible que hace tik tak y temerosa de salir al exterior. Entre plato y plato y peripecia, ambos personajes se van conociendo y ayudando para al final acabar aceptándose cada uno tal y como son, con sus miedos, sus inseguridades y torpezas.

Como en todos los espectáculos dirigidos a niños que ha hecho hasta ahora, Karlik Danza-Teatro busca transmitir la idea de la acción, el poder de la acción para superar situaciones, “pero hablándoles desde las emociones y las sensaciones, no con grandes discursos o grandes mensajes”, según Cristina D. Silveira, quien asegura que los niños “son el público más exigente e inteligente de todos los que tenemos”.

En sus obras anteriores, como ‘Niña Frida’, basada en la escritora Frida Kalo, quisieron trasladar a los más pequeños el pensamiento de que a pesar de la enfermedad y las dificultades se pueden crear otros mundos paralelos a través de las artes y la cultura; en ‘Wangari, la niña árbol’ les acercaron las enseñanzas de la activista Wangari Maathai, como la fábula del pequeño colibrí, para enseñarles que no hay gestos pequeños; al igual que hiciera esta compañía con ‘Princesas olvidadas o desconocidas’, donde se trataba de una forma sutil y adaptada el tema de los malos tratos. En su nuevo montaje el mensaje es el de la superación personal a través de la aceptación.

“Cada vez que hacemos un espectáculo para niños es porque tenemos cosas que contarles, nos encontramos con una temática que nos parece interesante compartirla con ellos y nos ponemos manos a la obra, dramaturgia, investigación, consulta a pedagogos y especialistas que trabajan con niños… suele llevar más tiempo que hacer una obra para adultos”, señala la directora de Karlik Danza-Teatro.

‘El chef Chop Chop y el tik tak de Fidelia’ es una obra más personal que las anteriores, que habla de la búsqueda de uno mismo para fortalecer la personalidad del individuo, utilizando la magia y la imaginación, “que no la fantasía”.