El Blog del López de Ayala

La compañía Chapitô presenta una “inadaptación” de ‘Edipo’, una tragedia para partirse de risa

| Publicado en Noticias

maxresdefault

Se levanta el telón. El escenario aparece vacío, ni siquiera una silla, sólo tres actores. Nada por aquí, nada por allá. El público se empieza a poner nervioso. Y de repente arranca la obra, ni más ni menos que ‘Edipo’, de Sófocles, una de las mayores tragedias griegas, con incestos, duelos, luchas con monstruos, parricidios, asesinatos…un dramón con el que la compañía portuguesa Chapitô consigue que el público se parta de la risa. La obra podrá verse mañana jueves 29 de octubre a las 21.00 horas en el 38 Festival de Teatro de Badajoz.

Después de muchos años, esta compañía afincada en Lisboa regresa al teatro López de Ayala, y lo hace al más puro estilo Chapitô, con una “inadaptación” de un clásico a través de un lenguaje fácil y en clave de comedia. La obra está representada en castellano, aunque los actores son portugueses. Antes de ‘Edipo’ se atrevieron a contar la Biblia, desde el Génesis hasta la Crucifixión de Jesucristo, también haciendo uso del humor y con un montón de cajas de cartón como única escenografía.

Aunque las comparaciones no suelen gustar, el trabajo de esta compañía lusa recuerda a las representaciones teatrales de los Monty Python, en la reducción al absurdo, la simplicidad de la puesta en escena para llegar a un mensaje y en la búsqueda de la esencia. En 60 minutos cuentan la historia completa de ‘Edipo’, la misma trama de la obra de Sófocles, pero a su manera. Hay quien también compara el humor de Chapitô, aunque sin música, al de Les Luttihers, el grupo argentino.

Bajo la dirección artística de José Carlos García, los actores Jorge Cruz, Nadia Santos y Tiago Viegas demuestran el oficio de años sobre las tablas e interpretan a un montón de personajes (incluso a algunos de los elementos que faltan en la escenografía, como perros, caballos, ovejas, pueblo…) en todos los lenguajes posibles, el verbal, el gestual o el corporal.

Chapitô cuenta la historia de Edipo Rey, desde que nace y es abandonado hasta su trágico final, en el que descubre que él es el asesino de Layo, su padre, y que su esposa, Yocasta, es al mismo tiempo su madre. Ante tal desenlace, Yocasta se suicida y Edipo, tras cegarse a sí mismo, pide a su cuñado Creonte que le deje partir al destierro. A pesar del infortunio de esta familia, la compañía portuguesa consigue que el público ría si parar.

Este montaje tan divertido ha cosechado el respaldo del público en todos los festivales y teatros que ha ido, tanto fuera como dentro de la Península Ibérica. El pasado año fue premiada en la 18 Feria de Teatro de Castilla y León.

Chapitô se inició hace más de 30 años como una compañía circense, todos sus integrantes proceden del mundo del circo, que además de las representaciones teatrales desarrolla un proyecto social como ONG en Lisboa, donde cuenta con unas instalaciones en las que trabajan más de un centenar de personas que realizan una labor social con colectivos desfavorecidos de la sociedad, cuyo fin es la integración social de estos colectivos a través de las artes escénicas, sobre todo del circo, en su escuela de circo.