El Blog del López de Ayala

‘La puta enamorada’, un triángulo amoroso en el siglo de Oro con La Calderona y Velázquez de protagonistas

| Publicado en Noticias

Cuando Velázquez conoce a La Calderona su vida da un vuelco y deja de ser el pintor de la Corte amargado, en una España oscura, para convertirse en el pintor de la luz. Así explica Jesús Castejón parte del argumento de La puta enamorada, la obra que dirige y que nos trae al Teatro López de Ayala el jueves 16 de abril a las 21.00 horas, dentro del Programa Estatal de Artes Escénicas, Platea, del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes.

Castejón, que tiene más de setenta obras en repertorio como actor y cantante de ópera y zarzuela, regresa al López de Ayala después de su visita el pasado 1 de noviembre con Jugadores, de Pau Miró, una obra incluida en la programación del 37 Festival de Teatro de Badajoz, con la que sigue de gira hasta el mes de junio y por la que ha sido nominado a los Premios Max al Mejor Actor Protagonista.

Ahora ofrece al público pacense una tragicomedia situada en el siglo XVII en el Madrid de los Austrias con personajes históricos como La Calderona y Velázquez en un triángulo amoroso imposible por los condicionamientos sociales. La historia también es un recorrido histórico por el reinado de Felipe IV y por la obra y la personalidad del pintor.

María Calderón, ‘La Calderona’ actuaba en el Corral de la Cruz y allí la conoció el rey Felipe IV, que la convirtió en su amante. Con la actriz tuvo un hijo, Juan José de Austria, el único de los bastardos reales que fue legitimado por él. En esta mujer se centró el dramaturgo valenciano Chema Cardeña para escribir La puta enamorada, que estrenó en los 90 interpretada por el propio autor (Premio Max Aub de la Generalitat Valenciana al Mejor Texto en 1999) y que el pasado año volvieron a llevar a los escenarios españoles el productor Salvador Collado y el director Jesús Castejón, para lo que contaron con los actores Eva Marciel, Javier Collado y Federico Aguado.

La obra, que se divide en tres jornadas, comienza cuando se encuentran La Calderona (Eva Marciel) y Diego Velázquez (Federico Aguado), a quien Felipe IV había encargado un retrato de su amante, y surge entre ambos una atracción. A estos se suma un tercer personaje, el pícaro y cómico Lucio (Javier Collado), criado de la actriz que desde siempre estuvo enamorado de ella.

Aunque los tres son protagonistas, el personaje principal es La Calderona, según nos explica Castejón. “Es el más complicado, Eva Marciel ha hecho un verdadero esfuerzo porque pasa por todas las emociones posibles en una hora y media”. El rey es un cuarto personaje, ya que aunque no aparece en escena es omnipresente, “se habla de él constantemente y es la losa que pesa a las espaldas de estos tres personajes”. Un rey, recuerda el director, “que perdió el gobierno por dedicarse más a las actrices y a las putas que a gobernar, dejando el país en manos de un tipo como el conde-duque de Olivares, que llevo el país a la ruina”.

El quinto personaje de esta obra es la luz, “se habla del pintor de la luz y era fundamental tener una buena iluminación”, lo que ha conseguido exitosamente Juanjo Llorens.

Homenaje al Barroco

En La puta enamorada el público no va a encontrar sólo una historia de amor, celos y pasiones humanas, constantes en todas las obras y todos los siglos, sino que tendrá ante sí una obra que habla de conflictos que están vigentes hoy en día, “se va a encontrar con el ejercicio terrible del poder sobre el arte y con un artista en plena crisis pintando enanos y nobles para un rey que detesta, cuando lo que le gustaría sería pintar la hermosura de la vida”.

Castejón lamenta que a pesar del paso de los siglos siga existiendo “la dependencia del arte del dinero de los poderosos, de los que mandan”.

Esta obra es un homenaje al teatro clásico español y al Barroco como movimiento cultural del Siglo de Oro. Su autor ha escrito otras muchas obras situadas en el Siglo de Oro o en el Renacimiento, “hace un homenaje constante a épocas brillantes en las que la luz estaba en el arte, a pesar de que en la política había una oscuridad total”. Además, Castejón cree que Cardeña lo hace “de forma sabia”, porque permite adentrarse en el Barroco “sin esfuerzos”, ya que el texto está escrito en prosa, evitando al público “el tremendo ejercicio de sostener durante hora y media una obra en verso, algo absolutamente antinatural”.

Premios Max

El director se muestra satisfecho con la elección de los actores y destaca el trabajo de Javier Collado, que ha sido nominado a los Premios Max al Mejor Actor de Reparto por este papel. Elogia también la contención de Federico Aguado y agradece haber encontrado a Eva Marciel, “una mujer muy trabajadora”. Para dar con La Calderona hubo que hacer un casting muy arduo, “no sólo había que encontrar a una actriz que diese la talla sino que además tenía que encajar con los otros dos actores, y a última hora apareció ella”, recuerda.

No le falta trabajo a Jesús Castejón, es más, se le acumula. Dice bromeando que algo bueno habrá hecho. En estos momentos alterna la dirección de esta obra con la gira de Jugadores, el rodaje de la serie Vis a Vis de Atresmedia y Globomedia y una versión de Golfus de Roma para los veranos de La Villa.