El Blog del López de Ayala

Víctor Ullate: “He hecho un ‘Amor Brujo’ del siglo XXI muy evolucionado”

| Publicado en Noticias

amorbrujoblog

¿Qué tiene ‘El Amor Brujo’ que gusta tanto? Nos cuenta Víctor Ullate que cuando su ballet representa esta obra de Falla en el extranjero “el público se vuelve loco, no cesan los aplausos y los pataleos en el suelo”. El bailarín, coreógrafo y director asegura que “es una obra muy pasional que no deja indiferente, una obra que tiene duende”. En ella se percibe pasión, amor, celos, odio, muerte, embrujo… Le faltan palabras al bailarín con mayor proyección internacional para describir esta obra, una de las más universales y que mejor representan las raíces españolas.

Con ‘El Amor Brujo’ el Ballet de Víctor Ullate regresa a Badajoz para abrir el 22 de octubre a las 21.00 horas en el Teatro López de Ayala uno de los acontecimientos culturales de mayor calado de la capital pacense, el 39 Festival de Teatro de Badajoz. Desde el 2005, cuando representó ‘El Sur’ en este mismo festival, no había vuelto. “Es un lujo y un honor inaugurar el festival, estoy encantado con que el teatro haya contado con nosotros”, señala el bailarín, galardonado con el Premio Nacional de Danza (1989), el Premio de Cultura de la Comunidad de Madrid (2003), el Premio Max de las Artes Escénicas (2007) y la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo (2016).

Este trabajo es una revisión de ‘El Amor Brujo’ que Víctor Ullate estrenó el 28 de mayo de 1994 en la Maestranza de Sevilla, una nueva versión que el coreógrafo ha realizado y que estrenó el pasado año para rendir homenaje a Falla con motivo del centenario del estreno de esta obra. “Es un músico muy nuestro y muy admirado en el mundo entero, por eso tenía que rendirle un homenaje”.

“He roto con lo que hice anteriormente, he mantenido momentos cumbres, como el principio y la Danza del Fuego, pero todo lo demás es nuevo, es un ‘Amor Brujo’ con las técnicas de ahora, en estos años se ha avanzado mucho, todo ha evolucionado”, explica.

Las novedades de la nueva versión de Ullate  

Si hace 22 años se utilizaron telones, ahora se han sustituido por proyecciones, se ha estrenado escenografía y también el vestuario, que es de María Araujo. Tiene un mayor protagonismo la luz y se ha incluido una apuesta musical rompedora al incorporar música del grupo sueco de dark ambience In Slaughter Natives, que da pie al coreógrafo para viajar al más allá, “donde la protagonista busca a su marido entre las tinieblas”. También ha incorporado más texto, “en la primera versión no tenía los textos que tiene ahora, por lo que se entiende mucho mejor por parte del público”.

Otra novedad son las tres canciones populares escritas por Manuel de Falla, ‘Nana’, ‘Polo’ y ‘Asturiana’, además de una variación de Paco de Lucía para José el eterno amante. “Hay un despliegue de imaginación con el que el público flipa”, según el coreógrafo zaragozano.

En esta nueva versión del siglo XXI, cuyo director de escena es Eduardo Lao, cambian las formas y los elementos, pero se mantiene la esencia de la historia de Candela, la muchacha gitana cuyo amor por Carmelo se ve atormentado por el espectro de su antiguo amante, José. Una historia de amor y pasión, de lágrimas y desconsuelo, de brujería y seducción, de muerte y de danza.

El resultado es más que satisfactorio para Víctor Ullate. “Hemos acertado porque la obra está teniendo muchísimo éxito, no sólo en España sino también fuera. Hemos recibido maravillosas críticas desde su estreno”. También ha visto cumplido sus deseos de que el público pueda soñar despierto algo irreal y fantástico.

El fútbol y la danza

A punto de cumplir 70 años, el coreógrafo considerado por Maurice Béjart uno de los bailarines más completos del siglo XX, lleva más de 30 años dedicado a la enseñanza. En 1983 creó la escuela de danza que lleva su nombre y que recientemente ha obtenido la categoría de Conservatorio, donde ha formado a muchas de las figuras más relevantes del mundo de la danza, como Tamara Rojo, Lucía Lacarra, Igor Yebra, Carlos López o Joaquín de Luz, entre otros, que más tarde han pasado a formar parte del Víctor Ullate Ballet. También creó en el año 2000 la Fundación para la Danza Víctor Ullate, cuya finalidad es formar a bailarines con escasos recursos económicos.

En esta larga y fructífera trayectoria, Víctor Ullate ha visto evolucionar la danza a través de los grandes bailarines que ha formado y que han pasado después por su compañía, desde la que muchos de ellos dieron el salto a distintos puntos de Europa. “Pero han sido años de mucho esfuerzo, porque España es un país maravilloso, que tiene grandes talentos, pero desgraciadamente a los que mandan no les interesa más que el fútbol, es algo que genera mucho dinero y la danza no”.

El coreógrafo lamenta que en España no se enseñe desde la infancia a respetar y a amar este arte. “La mayoría de la gente no ha ido nunca al ballet, sólo ve la televisión, en España sólo ha primado la cultura de la gastronomía, del fútbol y de los toros”.

Aunque su compañía ya cuenta con un público fiel y llena teatros, a él le gustaría no sólo estar un día sino una semana en cada ciudad, “como ocurre con los musicales, El Rey León o Cabaret son títulos que vienen de fuera y que la gente conoce por las películas, pero si fueran al ballet, aunque sólo sea una vez, la gente volvería”. No obstante reconoce y agradece que su ballet cuente con el apoyo de la Comunidad de Madrid. A partir del 2017 la compañía pasará a ser una fundación.