El Blog del López de Ayala

Y en verano… ¡cine en la terraza del López!

| Publicado en Noticias

Imprimir

Con el verano vuelve el cine a la terraza del Teatro López de Ayala, una experiencia única para pasar las calurosas noches de julio y agosto entregados al séptimo arte. El programa El cine de una noche de verano, que organiza la Filmoteca de Extremadura con el patrocinio de la Fundación Caja Badajoz, duplica su oferta en su tercera edición con 12 películas, que se proyectarán los miércoles y los jueves del 22 de julio al 27 de agosto a las 22.00 horas.

Las películas se han agrupado en tres ciclos según la temática. El primero de los ciclos es un Tributo al cine de los 80 e incluye seis títulos míticos de esa década, como ‘Blade Runner’, de Ridley Scott (22 de julio); ‘Los Goonies’, de Richard Donner (29 de julio); ‘Poltergeist: Fenómenos Extraños’, de Tobe Hooper (5 de agosto); ‘La Misión’, de Rolan Jofeé (12 de agosto); ‘Granujas a todo ritmo’, de John Landis (19 de agosto); y ‘La chaqueta metálica’, de Stanley Kubrick (26 de agosto). Todas ellas se podrán ver los miércoles.

Dentro del Ciclo Imprescindibles en versión original se ha programado ‘Con faldas y a lo loco’, un clásico de Billy Wilder en blanco y negro para los nostálgicos de las comedias norteamericanas de los 50 y 60. Es una versión original con subtítulos en castellano.

Los jueves se exhibirán otros seis trabajos cinematográficos en el Ciclo de Cine Actual, que abrirá la película ‘El gran hotel Budapest’, de Wes Anderson (23 de julio), a la que seguirán ‘Vivir es fácil con los ojos cerrados’, de David Trueba (30 de julio); ‘El amor es extraño’, de Ira Sachs (6 de agosto); ‘Los Croods’, de Kirk de Micco y Chris Sanders; y ‘Maléfica’, de Robert Stromberg (27 de agosto), que cerrará el programa El cine de una noche de verano de este año.

Las entradas sólo se podrán adquirir en la taquilla del teatro López de Ayala de las 19.00 a las 22.00 horas los días que se proyecte cada película y el precio será simbólico, de 1 euro.

El público encontrará en la terraza del López ciencia ficción, terror, humor, animación, historia, cine social, acción…en una programación variada y dirigida a todos los públicos, según el director en funciones de la Filmoteca de Extremadura, Antonio Gil Aparicio, quien ha recordado que se ha programado teniendo en cuenta que en verano acude un público más familiar, por ello se ha buscado la variedad y sólo se ha incluido una película en versión original.

Aunque todos títulos son conocidos por la gran mayoría, puesto que se han pasado ya por los cines, esta actividad permitirá descubrir a los más jóvenes nuevas películas, sobre todo verlas en pantalla grande, en lugar de la televisión o los ordenadores, y disfrutar de “una actividad colectiva” como es el cine, donde se comparte una experiencia con más personas.

Gil Aparicio asegura que en esta tercera edición “se ha rizado el rizo”, duplicando el número de películas, respecto a la edición anterior. En el primer año se programaron películas sólo los jueves, “pero cerca de 200 personas se quedaban en la calle”, ya que la terraza sólo tiene 450 localidades. Con el fin de ofrecer más posibilidades a un mayor número de personas el pasado año se ofrecieron seis películas en dos pases, los miércoles dobladas y los jueves en versión original. Y este año se ha duplicado el número para atender la demanda.

Desde la Filmoteca de Extremadura se ha planteado esta actividad como una prolongación de su programación habitual, con lo que se amplía a todo el año. Su objetivo ahora es, según Gil Aparicio, extender el cine de verano al aire libre a sus otras sedes de Mérida, Cáceres y Plasencia, aunque en el caso de Mérida ya se organiza un ciclo de temática grecolatina vinculado al Festival Clásico de Mérida, pero no una programación estable de verano como tal.

El presidente de la Fundación Caja Badajoz, Emilio Vázquez, recuerda su afición al cine desde su infancia, una afición que se une al amor que dice sentir por la terraza del Teatro López de Ayala, “un espacio que pertenece a la ciudad de Badajoz como Morales o la catedral”. Por ello reconoce que colaborar para que esta actividad se recupere es una de las cosas más agradecidas desde que preside esta institución.