El Blog del López de Ayala

‘Yla y Lía’ o el amor como antídoto a la xenofobia

| Publicado en Noticias

YLA Y LÍA 5

Las 4 Esquinas lleva al escenario del teatro López de Ayala la obra ‘Yla y Lía. La puerta de las estrellas’, escrita por el dramaturgo extremeño Miguel Murillo y dirigida por Esteban G. Ballesteros, el viernes 18 de septiembre a las 21.00 horas. Este espectáculo multimedia, que integra teatro, música, danza y audiovisual, se estrenó en agosto de 2010 y desde entonces se ha representado en 130 ocasiones, logrando emocionar al público allí donde se ha representado con una historia sencilla y tierna en la que el amor vence a la incomprensión, la intolerancia y la xenofobia.

‘Yla y Lía. La puerta de las estrellas’ cuenta dos historias paralelas de dos mujeres pertenecientes a dos mundos, dos tiempos y dos realidades diferentes aunque con muchas similitudes. La actriz Ana Fernández encarna a Yla y Lía, una de ellas vive en Alburquerque en el siglo XV y la otra en Berlín en el siglo XX. Una es sefardí y la otra judía. Una enamorada de Gonzalo, un cristiano, y la otra enamorada de Herbert, un alemán. Ambas viven una historia de amor con un final sorprendente, un final en el que “las dos mujeres se salvan, no mueren, las salva el amor”, desvela Esteban G. Ballestero.

Este espectáculo surgió del interés de su director por conocer y contar cómo era la vida de los judíos del siglo XV y el siglo XX y para ello contó con Miguel Murillo, que escribió un texto muy actual y oportuno, sobre todo en unos momentos, según el dramaturgo, en los que Europa vive una de sus mayores crisis con la llegada masiva de refugiados sirios a sus fronteras, “aunque lo que se cuenta en esta historia es todo lo contrario, es una historia de amor y solidaridad, en la que el amor va más allá de las distintas barreras políticas y religiosas”.

‘Yla y Lía’ surge de la emoción y el impacto de Murillo ante unas fotografías que vio en el Museo Judío de Berlín, en las que una joven montada en una bicicleta se despedía en una carta de su familia consciente de que iba a ser inmolada en la cámara de gas, a la vez que se despedía de un hombre alemán que la había refugiado en su casa cuando era perseguida. “Aquel momento de inocencia de una joven consciente de su final y el gesto de una persona por protegerla a pesar del riesgo me conmovió”, explica.

El espectáculo de Ballesteros también ha conseguido emocionar al público, que en ocasiones “sale de la sala con lágrimas en los ojos”. Para ello ha contado con un equipo integrado por Ana Fernández (actriz), Gema Ortiz (danza) y tres músicos que interpretan música sefardí en directo, Francisco Barjola (violín), Manuel Martín (acordeón) y Lorenzo López (percusión), con la que ganaron el Premio Jara de Teatro Profesional a la Mejor Música 2011. Además, la historia se acompaña de imágenes que se proyectan en el transcurso del espectáculo.

Ana Fernández se muestra agradecida con este doble papel y describe a Yla y Lía como dos seres maravillosos, aunque su favorita es Yla, “una niña preciosa que se enamora de un cristiano”. La obra, según la actriz, invita a la reflexión en unos momentos en los que están llegando los refugiados sirios a Europa, “Yla y Lía también tienen que huir de sus casas”. La xenofobia y la intolerancia están presentes en la historia “pero no se expone de una forma directa, se siente cuando las dos mujeres cuentan lo que les pasa”.